Dedicatoria

A Chon, Ana y Carlota, mi particular mapamundi.

A mis hermanas, porque no solo lo son. También ejercen.